Buenas tardes seguidoras y seguidores de Desorbitados

No sé qué alcance pueda llegar a tener esta nota. Mucho menos, qué tanto interés pueda generar en quien se detenga a leerla. Lo que sí sé es que hace parte de un ejercicio necesario, pues este espacio fue, durante muchos años, la casa y escuela virtual de un joven colombiano que sentía la necesidad de contarse y encontrarse con el mundo.

Desorbitados fue el lugar desde el cual este joven anónimo se embarcó en el ejercicio de experimentar la creación de un medio alternativo sobre cine, artes visuales, artes plásticas, música y literatura. Aquellos fueron años donde el aprendizaje permitió cultivar un camino personal que hoy rinde frutos a través de la fotografía. Fueron años en los que Desorbitados se convirtió en su espacio de formación “autodidacta”; una escuela propia desde la cual este joven se proponía pulir su escritura, acercarse a las personas para compartir su gusto por las artes y no ahogarse en la timidez de quien al no destacarse como orador emprende la búsqueda de un lugar detrás de una página para contarse y contarle al mundo sus gustos más profundos.

Desorbitados no fue el espacio más prolífico en producción. Desde aquí apoyaba el trabajo de artistas, creadores y creadoras independientes; fotógrafos/as, literatos/as, cineastas y una variedad de personajes que a lo largo de la historia nos legaron muchas de las creaciones que hoy definimos como arte. En medio de ese apoyo y reproducción de publicaciones que tenían sus propios autores, filtraba algunas de las notas que componía como ejercicios periodísticos y literarios. No fueron menores estas composiciones, pues una de las primeras logró recorrer Latinoamérica, parte de Norteamérica y algunos países en Europa. Fueron años significativos de los cuales destaco mis producciones más elaboradas en aquel entonces:

Encuentros Delatores

Crímenes con olor a cuero

8 de marzo: bajo un cielo de fuego

7 películas para reflexionar acerca de la sexualidad

Mario y algunas cuestiones acerca de la sexualidad

Algunas sendas de haiku

Publicaciones configuradas en medio de un descubrir sexual en el que la inquietud de sí y la inquietud por las artes me cobijaban y nutrían mi necesidad de expresarme con el mundo.

Esta tarde, después de varios años de no compartir publicaciones como lo venía haciendo, el administrador de este espacio regresa con el ánimo de agradecer a las personas que han seguido esta página; a quienes se conectaron con aquello que compartía y me escribían en el chat; a quienes conocí y me sacaron del anonimato y a quienes, de alguna manera, alimentaron este espacio e influyeron en ésta… mi pequeña escuela.

No sé si Desorbitados vuelva a activarse como proyecto individual. La vida y sus caminos siempre nos llevan a abrir puertas; algunas se cierran otras simplemente quedan abiertas y Desorbitados es una de ésas: quizá no una puerta completamente abierta. Pero, sí una que deja pasar la luz al estar entreabierta para contarles a ustedes que, en esta página, en este espacio virtual ha interactuado Fabián Bonilla, un habitante de Colombia, quien hoy adelanta algunos proyectos en fotografía. Un habitante de este mundo que les invita a conocer su trabajo fotográfico y, de ser posible, seguirlo a través de @fabce92 en donde ya no es anónimo; en donde quiere y se atreve a mostrar su rostro, a compartir aquello que ven sus ojos.

Muchas gracias por llegar hasta acá y nutrir este espacio.

Música y transformación social.

Me complace compartir, con ustedes, estas palabras de José Antonio Abreu, quien a través de la música ha llegado a la vida de muchos/as jóvenes venezolanos. El significado de sus palabras es trascendental en un siglo que se debate entre la esperanza y la desesperanza. Son palabras cuyo aliento se refleja en los sonidos musicales que accionan la vitalidad de nuestras existencias.

¿DesorbitArte?

Buenas noches queridos/as seguidores.

Como lo he comentado en anteriores publicaciones, Desorbitados dio apertura a la sección DesorbitArte. En ésta publicaré contenido relacionado con las artes plásticas y visuales. Ya lo hice con el trabajo de tres artistas de España en quienes encontré obras valiosas que vale la pena conocer. Si no has visto esta publicación te sugiero hacerlo dando clic AQUÍ.

El contenido para esta sección estará dedicado, en primer lugar, a mi trabajo artístico con el cual he logrado participar en dos exposiciones colectivas. En segundo lugar,  a propuestas de diversos artistas; a sugerencias documentales; a exposiciones en las cuales participaré y a compartir el trabajo de artistas con quienes sea posible encontrarme en el camino.

Por lo pronto les dejo un adelanto de mi última serie titulada Ritual de Instrospección. Ésta la verán en algún momento por aquí. No obstante, dedicaré trabajo escrito a mis dibujos realizados durante 2017, los cuales podrán ver en las próximas publicaciones.

¡Hasta un próximo encuentro en DesorbitARTE!

IMG_20180122_205101[1]

Servicio comunitario

¿Qué tal amigos de desorbitados?

Como lo he comentado en anteriores publicaciones, con este retrato de Ofelia (personaje de la película “el laberinto del fauno”), me encuentro concursando para una beca de dibujo en una academia colombiana. Para obtenerla necesito contar con más de 900 likes (cantidad no definida) en la fotografía que observan en esta publicación.

Agradezco su apoyo. Pueden dejar su like a la foto alojada en el siguiente enlace: https://goo.gl/5v6ii3 

¡Hasta un próximo encuentro desorbitado!

Ofelia