❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂ ❂

Anuncios

Bitácora desorbitada

Hoy, el invitado a la Bitácora de Desorbitados es: Angelus Silesius. Junto a las palabras de este personaje les deseo un excelente inicio de semana.

Bitácora 1

Colaboración desorbitada

¡Saludos queridos/as seguidores!

Desde Desorbitados me interesa promover el apoyo a propuestas creativas emergentes. Por eso hoy quiero invitarles a conocer el trabajo de Silente Experience, agrupación musical colombiana que actualmente se encuentra participando para una convocatoria en la Revista Inusual.

Como propuesta experimental en Silente podemos escuchar composiciones cercanas al rock progresivo. Composiciones que sugieren viajar a lugares inusitados y encontrar la belleza del abismo musical, cuya desembocadura se conecta con el caos que genera todo acto creativo.

27848087_10215532289090534_1933151150_n

Fotografía: Silente Experience

Para apoyar su participación, te invito a dar clic en este enlace de facebook ☛https://goo.gl/Yy5kvX y seguir las indicaciones. Para conocer su trabajo pueden seguir su página en Facebook y para escuchar algo de su trabajo experimental les dejo acompañados del siguiente vídeo:

¿La inspiración como aventura?: Tres experiencias a través del dibujo y la literatura. Segunda parte.

Publicación por: Fabián Bonilla (FaBo)


En la primera entrada sobre este tema, hablé acerca de la inspiración y de cómo ésta se manifiesta si nos apoyamos de algún estímulo para provocarla. Para acompañar aquella entrada hablé sobre un dibujo que surgió como producto del cuento El ruiseñor y la Rosa.

En esta oportunidad les invito a conocer otra de mis experiencias que, como en la anterior, requirió de un estímulo que progresivamente me llevó a crear un dibujo surrealista en el cual mezclo arte y poesía.

“Arbol adentro”

Para hablar de esta experiencia es indispensable mencionar mi interés por el surrealismo. Buena parte mi proceso creativo se ha visto inspirado por este movimiento. Tanto propuestas literarias como artísticas de éste han llamado mi atención. En el arte destaco las propuestas de: Marc Chagall, Rene Magritte, Remedios Varo y Vladimir Kush. En la literatura: Julio Cortázar, Alejandra Pizarnik, Olga Orozco y Octavio Paz.

collage.jpg

De izquierda a derecha las obras pertenecen a: Marc Chagall, Remedios Varo, Vladímir Kush. Collage elaborado por Desorbitados.

A través de estos/as artistas y escritores he visualizado escenas que transfiguran de un orden natural a un universo surreal. Especialmente desde la literatura he conectado con escenas que influenciaron la producción del dibujo que verán a continuación.

De este dibujo tengo que hablar en dos momentos. El primero tiene lugar hace más de 5 años en medio de un juego surrealista (cadáver exquisito) del cual nace un boceto que acompañé con un poema de Octavio Paz.

IMG_20180207_221938[1]

Raíz, dibujo por Fabián Bonilla

En aquella época mi relación con el arte era incipiente. No obstante mi exploración con el surrealismo estaba latente y me inquietaba insistentemente.

El segundo momento tiene lugar durante 2017. Este año es fundamental; va a ser el año en el cual me reencuentro con las artes e identifico en éstas la vitalidad para recrearme y compartir mi creatividad con el mundo. Es el año en donde este dibujo titulado Raíz, evolucionó y, el surrealismo contenido en su composición, adquirió fuerza y esa fuerza vino acompañada de mi reafirmación dentro de las artes junto a una conexión especial con la literatura.

Desorbitados-raíz.jpg

Raíz (2017)
Grafito sobre Durex
35*25 cm
Dibujo inspirado a partir de técnica surrealista: cadáver exquisito

Es clave hablar de esa conexión, porque cuando estaba por publicar este dibujo, quería acompañarlo de algún poema. Busqué en mi lista surrealista, pero no hallaba nada que lograra conectarse completamente con el dibujo, hasta que alguien me compartió la lectura de Árbol Adentro, poema escrito por Octavio Paz:

 

Creció en mi frente un árbol.

Creció hacia dentro.

Sus raíces son venas,

nervios sus ramas,

sus confusos follajes pensamientos.

Tus miradas lo encienden

y sus frutos de sombras

son naranjas de sangre

son granadas de lumbre.

Amanece

en la noche del cuerpo.

Allá adentro, en mi frente,

el árbol habla.

Acércate, ¿Lo oyes?

No había leído este poema con anterioridad. Por sorpresa encontré en él una conexión directa con aquella imagen que surgió en mi mente para convertirse en un dibujo inspirado por el surrealismo. Desde esta experiencia siempre recurro a diversos estímulos; siempre pongo a prueba la inquietud que me lleva a explorar en el cine, la literatura, la fotografía y toda expresión creativa.

¿Qué estímulos utilizas tú para crear? Comparte tu experiencia en los comentarios.

¡nos vemos en tercera y última entrada de esta serie!

¿La inspiración como aventura?: Tres experiencias a través del dibujo y la literatura. Primer parte

Publicación por: Fabián Bonilla (FaBo) 


Aún se suele creer que el resultado de un dibujo, un poema, un cuento u otra expresión de creatividad, está estrechamente ligado a la idea de una inspiración sobrehumana. Cada uno puede tener ideas distintas de inspiración. Pero, suele pesar más aquella relacionada con algo transferido por algún ente ajeno que, de repente, nos ilumina para crear.

Considerar esta idea como determinante para la creación puede ser un error. Poco o de nada sirve sentarse a esperar la llegada de una luz divina para inspirarse. Personalmente considero la inspiración como una aventura en donde embarcamos a descubrir lo oculto; a escudriñar lugares que nuestros sentidos no han alcanzado.

Una forma de ejemplificar la inspiración como aventura, es Alicia en el País de las Maravillas: ¿Qué sería de este personaje literario si no hubiese ensuciado sus manos para atreverse a explorar el camino del conejo blanco? Una respuesta es que no habría vivenciado todo aquello que implicó enfrentarse a la reina roja, y no hubiese hallado por sí misma la inspiración para resolver los obstáculos que recubren el desarrollo de la historia.

Rebecca-Dautremer6

Ilustración por Rebecca Doutremer

Lo mismo sucede con todo aquello que creamos. No nace de la nada; nace de las ganas, el esfuerzo, la dedicación, la curiosidad. Con todas éstas, han nacido algunas de mis creaciones artísticas y, a partir de  hoy, quiero invitarles a conocer de qué forma me he aventurado a realizar tres dibujos, cuyas experiencias me llevan a creer en la inspiración como una aventura. ¡Vamos a ello!

El agonizante canto del ruiseñor.

Una noche el tedio quiso adueñarse de mi tiempo. Deambulaba por la casa y no hallaba forma alguna de enfrentarlo. Después de un buen rato me recosté sobre la cama, empecé a observar con curiosidad la biblioteca; a recorrer la lista de libros que tengo pendientes por leer. Me decidí por una edición especial que compila algunos cuentos y novelas de Oscar Wilde.

IMG_20180130_155013[1].jpg

Transcurría la noche. Pese a hallar entretención con el libro, no lograba hacer frente al tedio. Pero insistí… tras recorrer sus páginas me detuve en la lectura de un cuento que meses atrás alguien me había sugerido: El Ruiseñor y la Rosa. Logré conectarme con esta lectura, cuando una de sus escenas causó impacto y me conmovió:

“(…) Entonces el ruiseñor se apretó más contra las espinas, éstas llegaron a su corazón causándole un tormentoso dolor. Cuanto más sufría, más vehemente era su canción, porque cantó sobre el amor sublimado por la muerte, el amor que no termina en la tumba.

Y la maravillosa rosa se hizo roja como las rosas del cielo de Bengala, rojo era el color de sus pétalos y, púrpura como el rubí, su corazón”

Tal fue la conmoción: ésta se instaló en mi mente y produjo una gestación con el eco de un momento en donde se reproducía el agonizante canto del ruiseñor; el pálpito de su corazón que teñía de rojo los pétalos de una rosa.

La inquietud de aquel momento me llevó a buscar lápiz y papel. No podía perder la oportunidad de pasar por alto aquello que en mi mente retumbaba; no podía sucumbir a perder aquella escena que me sugería pasar de lector a dibujante; no podía pasar aquella noche sin dejar evidencia de mi confrontación con el aburrimiento; sin permitirme un viaje entre trazos y bocetos que dieron como resultado la petrificación artística de un canto colmado de amor y dolor.

Ruiseñor.jpg

Dibujo por: Fabián Bonilla
Técnica: Grafito y color sobre papel durex

Sin duda alguna ésta fue una experiencia en donde mi creatividad se puso a prueba. Fue allí en donde me aventuré no sólo a crear, sino a conectar con la creación escrita que nos legó Oscar Wilde.

¿Han tenido experiencias creativas similares? ¿Cómo han sido sus experiencias con la inspiración? ¿Cómo se aventuran a buscarla? ¡Anímense a compartirlas en los comentarios!

¡Nos vemos en la segunda parte!