Apología a la defensa de la verdad.


Publicación por: César Fabián Bonilla


13495172_112422024709288_n

Hace algunos días encontré, por fortuna, un texto filosófico que bien puede relacionarse con momento que se vive en Colombia tras los resultados del plebiscito para refrendar el acuerdo de paz entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP). Dicho texto y el momento que refiero no coinciden en épocas, pues aquel data del año 393 a.C. y las votaciones al plebiscito cumplen apenas 18 días.

Desafortunadamente esa divergencia en épocas refleja, con profunda tristeza, el hecho de que en todos los momentos de la historia, por muy lejanos o cercanos, asistimos viciosamente a circos construidos por personas empeñadas en engatusar. El texto al que hago referencia se titula “Apología de Sócrates” y fue escrito por el filosofo griego Platón, para presentar la defensa de su maestro Sócrates quien fue injustamente acusado ante el Estado ateniense supuestamente por “corromper a los jóvenes” y “no creer en los dioses del Estado”.

Sócrates figura como filósofo griego cuya vocación de maestro propendía por la defensa de la verdad: aquella que corresponde con nuestra vitalidad; ésa que supone la búsqueda que cada ser humano puede emprender de sí, si para éste existen condiciones apropiadas para llevarla a cabo. Para la época Sócrates impartía una enseñanza que discrepaba con la enseñanza privada de los sofistas. Él no cobraba por impartirla y sus propósitos se veían encaminados a un ejercicio de diálogo con sus discípulos (según sus acusadores su forma de corromper a los jóvenes y conducirlos a caminos extraños). De ahí que uno de los motivos por los que se le acusaba tenía relación con su método de enseñanza y con las ideas que, a través de éste, circulaban públicamente siempre en defensa de la verdad ¿Por qué se le acusaba si defendía la verdad?

Ahora bien, la relación que encuentro entre este texto y el momento que vive Colombia tiene que ver precisamente con la verdad. A estas alturas de los resultados del plebiscito, la verdad en Colombia se ha visto sitiada por la infamia de la ultraderecha y algunos sectores religiosos que, sin vergüenza, creen poseer toda razón y propenden por pisotear con mentiras la memoria y las reivindicaciones de las víctimas del conflicto armado. Toda vez que enmarañan el cauce del acuerdo de paz recurriendo a una campaña fraudulenta que hoy pone en vilo no solamente el acuerdo, sino los avances logrados en materia de derechos por parte de las mujeres y  sectores LGBTI.

Se preguntarán ustedes ¿esto qué relación tiene con Sócrates? La relación, como ya lo mencioné, tiene que ver con la verdad (entendida acá como una búsqueda que se emprende sin imposiciones y libertad, a propósito de conocerse a sí mismo y encontrar las condiciones dignas para vivir). Pero no sólo con la verdad, sino con el papel de los acusadores que, para el caso colombiano, es protagonizado por algunos sectores religiosos y políticos conservadores (tal cual como en la apología de Sócrates) quienes, alegando falsas ideas de paz, imponen una guerra contra mujeres, sectores LGBTI y otros actores acusados de corromper la sociedad.Un ejemplo de esa guerra son las palabras del pastor Alejandro Ortiz, quien en una nota publicada en Las2Orillas asevera:

Los verdaderos cristianos, los no caídos en la apostasía, sabemos que no es posible dar, conceder o permitir derechos, por más máscara de civiles que tengan, si contradicen la Biblia. Todos los intentos por subvertir el orden natural instaurados en la Creación serán repelidos en cada uno de los púlpitos domingo a domingo, como lo hemos hecho hasta ahora (…)

A todos los ateos, gays, lesbianas, ambientalistas extremos, feministas, evolucionistas, Cristo les invita a que asistan este domingo a la iglesia cristiana más cercana para empezar una nueva vida en Cristo. Porque llegará el día en el que Dios pondrá a su diestra a los salvados y a la izquierda – si a la izquierda – a los malditos” 

Se preguntó Sócrates en su Apología: “¿No es una ignorancia vergonzante creer conocer una cosa que no se conoce?” (p.63) Esa misma ignorancia es la que aqueja a muchos políticos conservadores y religiosos dogmáticos (entre ellos el pastor Ortiz) cuyas formas de profesar no pueden traducirse con mejor palabra que enfermedad: la amnesia que no saben que padecen y que tiene como síntoma el desconocimiento de la historia y del acuerdo de paz; la ceguera que produce su homofobia; la impotencia de no reconocer su sexualidad y con ello reprimirla para difamar a los demás; la ignorancia vergonzante de creer que conocen la vida de un gay, una lesbiana, etc., y la ignorancia, mucho más vergonzante, de creer conocer la vida de un Cristo al que niegan como ser sexual.

Con estas palabras me niego a aceptar una invitación a alguna de esas iglesias. Precisamente por eso dejé de asistir a una (católica), pues en ella no encontré a ningún maestro que como Sócrates invitará a defender la verdad. En la iglesia sólo he encontrado mentiras, miedo, culpa y, sobre todo, corrupción. Ahora no voy a encontrar algo diferente, aclarando mi ánimo de no generalizar, pues mi posición política reconoce el trabajo de otros sectores religiosos que, entre otras opciones, reivindican el legado de la Teología de la Liberación.

Muchas cosas están por decirse frente a este momento que vive Colombia. Una de ellas, que es necesario denunciar, es que nos acusan a quienes nos identificamos con los sectores LGBTI de corromper a la sociedad. Pero, como expresó Sócrates en su apología: “puedo asegurarlo, no han dicho una sola palabra que sea verdad” (p.50). Lo único que han dicho son mentiras y sobre esas mentiras aparentan defender la paz y profesan la palabra de un Dios que quizá ni ellos mismos conocen. 

Por eso mi camino propende hacia una apología a la defensa de la verdad.

Referencia: 

Platón – Alopología de Sócrates.

PDF: http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf01043.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s