Sugerencia cinematográfica: “Indiferente”

“Ser o no ser, esa es la cuestión…”

Hamblet – William Shakespeare

 

Nota por: Desorbitados

Para los seres humanos no es nada nuevo el hecho de cuestionar su existencia. Bastaría  remitirnos a la ilustración para hallar algunas respuestas; sin embargo no cabe duda que en toda nuestra evolución hay lugar al hecho de observarse a sí mismo y hallar, por ejemplo, en la reacción de nuestro cuerpo posibilidades de supervivencia, asombro, descubrimiento… entretanto, preguntas sobre la importancia de nuestro ser; de nuestra capacidad de ser.

Es coherente admitir que nuestra evolución ha sido un sinfín de encuentros con nuestro ser y, no por casualidad, con la incertidumbre de vivir. Así como con el hecho de sentir, acompañado de la capacidad de pensar y la infinitud de opciones para crear. Algunas veces reducimos esas opciones entre bueno – malo; claro – oscuro; bonito – feo. Por lo tanto hay una fuerte tendencia a descuidar la gama de colores que componen el arcoíris de nuestras existencias y por esa, entre otras razones, muchas instituciones educativas han vestido de gris acudiendo a la mezcla entre negro y blanco evadiéndose a sí mismas debido al miedo de arriesgarse al caos que provoca comprender el misticismo de los colores.

Esta reflexión figurativa no es muy apropiada, si escudriñamos un poco más pues las instituciones educativas en sí no se visten de gris, sino las visten de gris; las vestimos de gris. Así como vestimos de gris nuestras vidas y relaciones, cuando dejamos que el miedo se imponga sobre nuestras capacidades e impregne cada célula de nuestro cuerpo ¿Por qué motivo?

Quizá el motivo esté en el trasegar de nuestra historia, seguro allí hay posibilidades para comprender no el motivo, sino los motivos que nos han llevado a relacionarnos con nuestro ser de la forma como lo hacemos: impregnados de odio, de resentimientos, de imaginarios infundados, de miedos heredados, de frialdad… Tal como lo podemos apreciar en la sugerencia cinematográfica de esta semana: “Detachment” (2011), película que narra las vivencias de un profesor enfrentado a un escenario escolar que le hará recordar y cuestionarse, así como cuestionar las dinámicas escolares.

Indiferente ph

Con esta sugerencia Desorbitados extiende la invitación, esta vez, a vestir de más colores la existencia; explorar las mezclas entre un color y otro porque “ser o no ser” es la cuestión que transita en medio de opciones que trascienden la frialdad e indiferencia con las cuales se han construido nuestras relaciones.


“Durante todo un día de otoño, triste, oscuro, silencioso, cuando las nubes se cernían bajas y pesadas en el cielo, crucé solo, a caballo, una región singularmente lúgubre del país; y, al fin, al acercarse las sombras de la noche, me encontré a la vista de la melancólica Casa Usher. No sé cómo fue, pero a la primera mirada que eché al edificio invadió mi espíritu un sentimiento de insoportable tristeza (…)

Miré el escenario que tenía delante -la casa y el sencillo paisaje del dominio, las paredes desnudas, las ventanas como ojos vacíos, los ralos y siniestros juncos, y los escasos troncos de árboles agostados- con una fuerte depresión de ánimo (…)

Era una frialdad, un abatimiento, un malestar del corazón…”

Edgar Allan Poe – La caída de la Casa Usher

Trailer:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s